Insolvencia empresarial
DECLARARSE INSOLVENTE NO EXIME DEL PAGO DE LA DEUDA CONTRAÍDA.

La insolvencia empresarial es aquel estado en el que la empresa no es capaz de hacer frente a sus pagos. Proveedores, bancos, arrendadores, acreedores varios… todos esperan ver satisfecho el pago de las cantidades que se les adeudan. Cuando la empresa llega a una situación de imposibilidad ante esos pagos, decimos que es una empresa insolvente.

Sin embargo, declararse insolvente no nos exime de tener que hacer frente a los pagos que nos están reclamando.

Surgen dos escenarios posibles. SALVAR LA EMPRESA O ENTRAR EN CONCURSO DE ACREEDORES. Tenemos que optar por un camino u otro. Si la liquidez de la firma es menor que el pasivo que se le exige, la empresa estará en quiebra o bancarrota.

No dejes que tu empresa naufrague por un mal momento coyuntural. Confía en nuestro equipo de profesionales expertos capaces de encontrar la mejor salida en una situación de este tipo. Para ti, es un momento único pero nuestros profesionales están acostumbrados a lidiar con situaciones similares permanentemente. Déjanos ayudarte: info@empresainsolvente.es


PROBLEMAS QUE SURGEN A LA EMPRESA DECLARADA INSOLVENTE.

INSOLVENCIA EMPRESARIAL

  • LA OBLIGACIÓN DEL PAGO DE LA DEUDA PERSISTE
  • INICIO DEL PROCEDIMIENTO CONCURSAL
  • DIFICULTAD PARA LA OBTENCIÓN DE CRÉDITO BANCARIO
  • MEMORIA LEGAL DE INSOLVENCIA

¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR DESDE NUESTRA FIRMA?
Te ayudamos a concretar un PLAN DE PAGOS con tus deudores. Es un reconocimiento y una protección que nuestro ordenamiento jurídico hace a aquellos deudores constituídos en mora. Te asesoramos legalmente y diseñamos un plan de pagos viable.
Diseñamos con tu empresa un plan de viabilidad para que en un plazo de tiempo razonable se convierta en una organización rentable, asentada sobre procesos estructurales y organizativos sólidos.
Negociamos con tu banco condiciones de refinanciación más favorables para tus intereses y que te ayuden a salir del problema. Nuestra directora, la letrada Carmen Díaz de Magdalena (ICAM) atesora una dilatada experiencia en este tipo de negociaciones con un elevado índice de éxito en la resolución de los mismos.